Patrimonio Forestal

El patrimonio de Comaco Forestal al año 2016 está conformado por 122.103 hectáreas, entre plantaciones de Pino Insigne, Eucalyptus Glóbulus, Eucalyptus Nitens y Bosque Nativo, las que se extienden en la zona centro y sur de Chile.

De este patrimonio,28.904 hectáreas corresponden a plantaciones forestales, cuya distribución es la siguiente:

Plantaciones Forestales

 

Ubicación: Nuestro patrimonio forestal está distribuido en zonas estratégicas que facilitan el abastecimiento a los puertos más importantes de Chile.

Procesos Pino Radiata

1. Establecimiento:
Preparación del suelo para la plantación. En esta etapa se establecen plántulas seleccionadas de Pino Radiata en el terreno previamente preparado y se aplican los nutrientes deficitarios en el suelo para apoyar el crecimiento de la planta.

2. Tratamientos Silviculturales
Se realiza la poda de las ramas inferiores del árbol, a fin de obtener madera libre de nudos. También se ralean los árboles de menor crecimiento y defectuosos, para favorecer la disponibilidad de luz, agua, nutrientes y espacio para los mejores individuos. Así los que quedan pueden crecer mejor y con mayor diámetro.

3.Cosecha:
Consiste en el aprovechamiento del bosque cuando ha alcanzado sus niveles óptimos de crecimiento y calidad. De este proceso se obtienen los diferentes productos del árbol: trozos podados, trozos industriales y trozos pulpables.

4. Replantación
Inmediatamente después de la cosecha, el bosque de Pino Radiata se vuelve a plantar y se da inicio a un nuevo ciclo del bosque.

Procesos Eucalyptus

1. Establecimiento:
Preparación del suelo para la plantación. En esta etapa se establecen las plantas de Eucalyptus Glóbulus o Nitens en el terreno previamente preparado y se aplican los nutrientes deficitarios en el suelo para apoyar el crecimiento de la planta.

2. Tratamientos Silviculturales
Durante el crecimiento del bosque se desarrollan todos los tratamientos silviculturales necesarios para obtener un bosque óptimo a la edad de cosecha, como por ejemplo, control y manejo de pestes, manejo de renovales, etc. Asimismo, constantemente se trabaja en la construcción y mantenimiento de caminos y de cortafuegos a fin de prevenir incendios forestales.

3.Cosecha:
Consiste en el aprovechamiento del bosque cuando ha alcanzado su edad óptima de crecimiento y calidad, para obtener madera que es transformada en trozos y astillas.

4. Replantación o regeneración vegetativa
Inmediatamente después de la cosecha, se vuelve a iniciar un nuevo ciclo mediante la plantación de nuevos árboles o la regeneración vegetativa de aquellos cosechados.

Manejo sustentable del Bosque Nativo

El Bosque Nativo tiene una gran importancia en las políticas medioambientales en cuanto a la protección de los recursos naturales, tales como el suelo, el agua, el aire y las especies cuya conservación es de interés para el país. Por este motivo se han dictado, a nivel nacional e internacional, normas que lo protegen y que apuntan principalmente a su conservación y uso responsable, es decir, un manejo que permite el aprovechamiento sustentable del Bosque Nativo.

El Bosque Nativo se regenera naturalmente, por lo que el manejo sustentable del mismo requiere que se efectúen diversos tipos de actividades silvícolas, tales como el raleo de los árboles en malas condiciones, cortas sanitarias, selección de árboles semilleros, preparación del terreno para el establecimiento de la regeneración, etc. Estas faenas permiten que los árboles con mayor potencial de crecimiento puedan desarrollarse en óptimas condiciones, con mejores condiciones de luz y nutrientes. De esta manera se logra, a través de la regeneración natural y las actividades silvícolas, un Bosque Nativo de excelencia, conservando sus múltiples servicios ambientales y de protección de vida silvestre.

Finalmente, dado que para la ejecución de las actividades silvícolas en general es necesario construir vías de acceso a los distintos lugares del bosque, estos caminos y/o senderos constituyen una herramienta importante para cuidar el Bosque Nativo, ya que por una parte, en el evento que se produzcan incendios forestales, será más fácil combatirlos y, por la otra, permite detectar con rapidez cortas ilegales causadas por terceros.


Avenida Andrés Bello 2777, Oficina 2004. Las Condes, Santiago, Chile.
Teléfono (+562) 2347 1700.